sábado, 23 de agosto de 2008

La ropa interior y sus dilemas

El otro día* pensaba en la variedad de las formas de la ropa interior. En principio pensaba... si es interior y no se ve, para qué se usa? Y por otro lado tenemos las formas, tenemos culottes, bombachas, vedetinas, cola less, hilo dental... tanta variedad para que todo termine metido en el culo...

Personalmente elijo las dos últimas opciones, no porque me parezca sexy o me guste como quede... ya dije que si es interior ni deberia estar, total no se ve. En cuanto a estética soy así, se arregla lo que se ve, y lo que no, puede quedarse o irse, es igual.

Cuando las tres cuartas partes de tu cuerpo son culo es muy dificil evitar que algo se te meta ahí. Yo creo que mis viejos me pusieron de nombre Verónica basándose en la misma lógica que eligió el ser humano para ponerle "Tierra" a la "Tierra" (las tres cuartas partes de este planeta son agua). Cuando nací, pasó algo así... "Ay es un culo con una nena!!". Y claro, las tres cuartas partes de mi cuerpo eran culo, entonces me pusieron Verónica.

Volvamos al porque elijo los diversos tipos de tanga para la ropa interior. Es sencillo, cuando el culo es tan abarcativo, todo tiende a su centro, es como los planetas y la gravedad... igual. Si yo me pongo un culotte, de alguna manera, se me va a meter en el culo y me va a molestar, lo mismo con las bombachas y las vedetinas. Claro que no es lo mismo tener una sábana metida en el culo a tener una tanga especialmente diseñada para ke encastre ahí.

El tamaño del culo es proporcional al grado de sensibilidad en él, por lo tanto, el tamaño del culo tiene que ser inversamente proporcional al tamaño de la ropa interior que se utiliza. Es casi matemático, como la gravedad.

Y después de analizar todo esto me quedé pensando... es cierto que las mujeres somos más complicadas que los hombres, tenemos un mínimo de 5 tipos de ropa interior para meternos en el culo, los tipos son más sencillos... boxer o slip

(*) Tuve que reeditar porque me olvidé de detallar... "el otro día", en mi estado de conciencia pudo haber sido "ayer" o hace "tres meses" nunca estoy segura del paso del tiempo.

4 comentarios:

El inconsistente dijo...

Ya me quedó claro que su culo tiene dimensiones descomunales, lo cual no es a priori una cualidad negativa.

He visto culos grandes absolutamente maravillosos, y otros pequeños, arrugados y desabridos.

Así que a enorgullecerse de lo que tiene ahi, por favor.

Sin embargo, ahora que tengo alguna idea de su tamaño, no sería malo indagar también sobre su forma.

Me gustaría que amplíe, si es posible

Gracias

Natalia Alabel dijo...

Vero, probaste ponerte un boxer de alguna pareja? es lo más cómodo que hay. Y es fresquito, andan con todo al aire bien ventilado, está bueno...en cambio nosotras usamos estas cosas que cuando te molestan no te las podés acomodar en público, porque queda mal. Otra injusticia de género.
Ah, haceme un favor, sacá el código de verificación que me embola mucho.

H.- dijo...

Eso digo yo... Boxer toda la vida.
Las "eslipetas" (los slips - ¿tengo que aclararte todo?) parecen bombachas para hombres.
Y viendolas así... es como que me dan un poco de cosa.

Anónimo dijo...

VEDETTINAS!!! y si se me meten en el culo... me las saco!!! que me mira señora? nunca le paso? o en su epoca las bombachas no se le metian en el culo?