martes, 8 de marzo de 2011

Conciencia

Somos eternos. La característica principal que nos une a todos los seres es que poseemos el don de la vida. Cada uno con su propia complejidad o sencillez. Desde la invertebrada ameba hasta los complejos simios, desde ese organismo unicelular hasta el más neurótico ser humano. Todos estamos vivos.
Entendemos que la vida en este planeta se originó hace (aproximadamente) unos 3500 millones de años. Porque estamos a la distancia perfecta de esa extraordinaria estrella del centro de nuestro sistema solar: el Sol. Ese Sol que tiene en su interior una fuerza inimaginable, una fuerza tan desmesuradamente grande que la entendemos sólo como destrucción. Alberga tormentas que equivaldrían a millones de nuestras bombas atómicas. Pero la distancia es perfecta.
Desde el planeta que habitamos, desde la maravillosa Tierra ese poder destructivo puede convertirse en lo contrario, puede crear lo más increíble (accidental o no): la vida.
Esa característica sorprendente que todavía no pudimos encontrar fuera del planeta del que somos huéspedes.

Formamos parte de un organismo superior, donde cada especie animal y vegetal cumple su función, como una máquina perfecta de movimiento continuo.
Las plantas desechan el oxígeno, el único tipo de aire que nos mantiene con vida, que nos ayuda en los procesos metabólicos que necesitamos para nuestro desarrollo y nutrición. Exhalamos dióxido de carbono que las plantas utilizan para hacer la fotosíntesis y crear el compuesto químico sin el cual la vida no sería posible en la forma que la conocemos: la glucosa.
La Tierra en sí misma es un organismo simbiótico, donde todas las especies que la habitan están diseñadas para coexistir y cooperar. Somos una pequeñísima parte de un todo organizado.

Como organismo no hemos muerto nunca. No dejamos de existir. Especies enteras se extinguieron, otros han aparecido. Se fue modificando el modo de vivir, pero la característica principal de los seres vivos sigue siendo la misma: estamos vivos(*) . Pasaron 3500 millones de años y la vida jamás se ha extinguido completamente.

Somos la especie con mayor impacto sobre el ambiente, podemos alterar significativamente el espacio que habitamos, nuestro ecosistema. Podemos convertirnos en agentes de perfección, garantizando la seguridad y supervivencia de todo cuanto nos rodea o podemos destruirlo. Podemos elegir ser parte de ese organismo superior o comportarnos como un cáncer, enfermando todo a nuestro paso. Teniendo esa alternativa, esa posibilidad de decisión, ¿para qué elegir destruir? Y si obtenemos la fuerza suficiente para destruirlo todo, habremos acabado con nosotros mismos. ¿Por qué ser parásitos del ser que nos hospeda si podemos ser simbióticos?

------------------------------------------------------------------------
* Entiendase a la vida como la capacidad de nacer, crecer, reproducirse, nutrirse y eventualmente evolucionar.
------------------------------------------------------------------------

El Amor es la emoción perfecta, nuestro propósito. El Amor es la energía creadora, la creación máxima es la vida. No podría existir el Amor sin seres vivos que lo experimenten, como tampoco podríamos concebir la vida sin Amor.
Ese es el único designio: vivir en Amor, es de la única manera que puede conseguirse una vida armónica, felíz, sin sufrimiento.

Vos sos lo eterno. Todos somos comunicadores, la información sólo nos atraviesa. Es nuestro deber compartir la sabiduría que proporciona el Amor. La información está ahí, sólo tenemos que querer acceder a ella.
Sos una luz más encendida para transmitir el Amor. Si el propósito es brillante, el camino nunca será oscuro. No creas a aquellos que predican Amor y fomentan violencia, ellos son los que todavía no entendieron donde está el equilibrio, la distancia perfecta. La capacidad de elección sobre ser una fuerza creadora o destructiva.

Somos los guardianes del Amor, pero el Amor es una fuerza enorme, incomprensible, inimaginable, como las que aloja el Sol. Se necesita la distancia justa.
Vos sos eso, sos la vida y el Amor, en una de sus admirables expresiones. Así como todos los seres vivos.




Viernes, 04 de marzo de 2011

2 comentarios:

Viqui dijo...

Es muy lindooooooo! Si lo escribiste vos, ¡te felicito!

Boludearte dijo...

Lo escribí yo, pero esa información no es mía, es de todos.