viernes, 17 de julio de 2009

Teoría de los extremos interpersonales: primera entrega

Luego de una ardua investigación el equipo de boludeartes (o sea yo, conmigo y el resto de mis personalidades) llegamos a una interesante teoría que puede cambiar la perspectiva de todo... Estoy segura de que van a tener que darme un Nobel por semejante aporte a la ciencia moderna.

Como premisa principal tomaremos el hecho de que los niños tienen una sabiduría y un conocimiento de la naturaleza, prácticamente "desnudo", puro, auténtico, si caben los términos. Estamos todos de acuerdo en este punto? (inserte comentario por sí o por no, cualquier refutación será debidamente encausada con un argumento absolutamente válido), por lo pronto nos quedaremos con el sencillo hecho, que seguro a todos nos ha pasado, de tener un primito, un hermanito, un vecino, sobrino, hijo, alumno, etc (sobretodo estos últimos, los etc, suelen ser los más elocuentes) que saltan con preguntas o argumentos interesantísimos, que dejan a más de un gil de veintilargos (trentilargos, cuarentilargos, etc) boquiabierto. Como si el hecho de dejar la boca abierta nos proporcionara algún tipo de conocimiento. Seamos realistas, sólo parece que se nos borró de un plumazo un cromosoma... o tal vez que tenemos uno de más.

Esa iluminación infantil tiene que ver con un hecho biológico y fisiológico que salta a la vista. Los niños tienen la cabeza muy cerca del culo, las personas, cuanto más adultas se vuelven, más alejan su cabeza del culo y más se complican en boludeces.

Esto tiene que ver con el hecho de que los niños tienen un saber y un conocimiento puro, sencillo... y es justo en este punto de la simpleza donde se encuentra la verdadera sabiduría. En contrapartida, el culo, es por lógica, el creador de las cosas más sencillas que conocemos: la mierda.

9 comentarios:

Pluma dijo...

Si.Los niños tiene una sabiduría intacta.
Según tu teoría, los petisos son más piolas que los altos?

Natalia Alabel dijo...

Pluma: la respuesta es no, porque las proporciones de distancia culo-cabeza se mantienen.

Natalia Alabel dijo...

Además los petisos son simplemente resentidos. Vero, vos que tenés un gran talento para la ciencia, porqué no desarrollás la siguiente hipótesis? "Hay mayor proporción de gente maligna entre los petisos que entre los altos".

Boludearte dijo...

Naty, técnicamente tu respuesta a Pluma fue errónea. Los petizos, en la mayoría de los casos, tienen (bueno, tenemos) la cabeza más cerca del culo. Ya me voy a explayar más en las siguientes entregas.

Y no, no es que haya mayor proporción de gente maligna entre los petizos, es simplemente que los altos no comprenden nuestra visión del mundo. El universo es muy distinto cuando lo ves al ras del suelo...

Directora de Orquesta dijo...

Vero, Alabel, estoy a dos segundos de dejar de hablarles para siempre jamás.

Que es ese resentimiento contra los petisos?????? quiero llorar

Directora de Orquesta dijo...

Me retracto, porque la indignacion y la congoja no me permitieron leer con claridad.

Vero, con vos todo bien. A la que voy a agarrar de las mechas es a Alabel.

Boludearte dijo...

Dire, dejate de joder, soy la primera en defender a los petisos! Ya nos vamos a encontrar vos y yo, al ras del suelo en el 343!

Julia dijo...

Es por eso que mi ahijado es un genio y me pasa el trapo en muchas cuestiones. Yo digo que me quedé sin "laburo" y el mocoso de 5 me preguntá por qué me quedé sin "empleo"

Boludearte dijo...

Tengo una amiga, muy guarra y malhablada ella, que el otro día estaba puteando (como de costumbre) y su hermanito (de 13) la oyó, ella dijo "pero la puta de la pija!!" y él le contesto "Sos una mujer! no podés decir esas barbaridades!"... que lindos los niños